Cuando hablamos con Ana y Nando sobre la sesión postboda nos comentaron la idea que tenian a ver si nos parecia bien. La idea que tenian era hacerse la sesión postboda con algunos amigos y amigas suyos. Conociéndolos de la boda, y con lo bien que nos lo pasamos allí, estuvimos encantados! Primero recorrimos las calles del casco antiguo de Altea con Ana y Nando solos, donde nos volvieron a demostrar la complicidad y el amor que se tienen. Después fuimos a una cala donde nos esperaban sus amigos y donde no paramos de reir, nos lo pasamos genial!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario